miércoles, 6 de enero de 2010

ESQUELETO Y MUSCULATURA

Casi todos los animales tienen algún esqueleto, cuyas principales funciones son el mantenimiento de la forma corporal, el soporte, servir como lugar de anclaje para la musculatura, transmitir las fuerzas de la contracción muscular para desarrollar trabajo y extender los músculos relajados.
Existen dos tipos de esqueleto:
Ø Hidrostático (blando)
Ø Rígido

A-E esqueleto hidrostático y sus posibles contracciones

El esqueleto hidrostático tiene dos propiedades básicas que son la incompresibilidad y la capacidad de asumir cualquier forma. No obstante los músculos tienen una limitante, ya que solo pueden desarrollar trabajo por acortamiento, que es contracción muscular. El arreglo más sencillo tiene dos capas de musculatura:
Ø Longitudinal
Ø Circular
Las que generan una serie de contracciones musculares, que generan movimiento hacia adelante, controlado y dirigido.
Aunque la mayoría de los animales con movimientos hidrostáticos también tienen fibras musculares diagonales.
El esqueleto rígido: Es el que impide los cambios de forma como en los que tienen cuerpo blando. Esta pérdida de flexibilidad proporciona a los animales duros ciertas ventajas:
Ø Pueden crecer hasta tamaños mayores
Ø Movimientos corporales más precisos y mejor controlados
Ø Mejor defensa contra los depredadores
Ø Mayor velocidad de movimientos
Los esqueletos duros pueden clasificarse en:
Ø Endoesqueletos (derivan del mesodermo)
Ø Exoesqueletos (derivan del ectodermo)

Los esqueletos de los invertebrados pueden ser articulados (por ejemplo los exoesqueletos de los artrópodos, bivalvos y braquiópodos y el endoesqueleto de los equinodermos) o no articulados, como los exoesqueletos de una pieza de los caracoles y los endoesqueletos constituidos por plcas fusionadas de los erizos de mar.
Prácticamente cada grupo de invertebrados ha desarrollado algún tipo de exoesqueleto. Incluso los protistas, que poseen un ectoplasma semirrígido y algunos se han rodeado de una testa o caparazón formado por granos de arena u otro material pegados entre sí.
A partir de la epidermis, muchos metazoos producen una capa externa inerte llamada cutícula, que punciona como un exoesqueleto.
La mayor parte de los esqueletos funcionan como los elementos del cuerpo contra los que operan los músculos, de forma que la acción de éstos se traduce en movimiento de aquél.
En los animales con esqueletos rígidos pero articulados, los músculos antagónicos suelen existir en parejas como:
Ø Flexores y extensores
Ø Protractores y retractores (movimiento hacia adelante y hacia atrás)
Ø Aductores y abductores (acercan o alejan una parte del cuerpo de un punto de referencia )



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada