viernes, 8 de enero de 2010

Sistema Circulatorio



El transporte de materiales de un sitio a otro en el interior de un organismo depende del movimiento y la difusión de sustancias en los líquidos corporales. Los nutrientes, los gases y los residuos del metabolismo generalmente se trasportan disueltos o unidos a otros compuestos solubles, en el propio liquido interno o en el interior de las células suspendidas en el, como las células sanguíneas. Cualquier sistema para el transporte de fluidos que reduzca la distancia de difusión de estos productos deben salvar se puede considerar un sistema circulatorio.

La naturaleza de un sistema circulatorio esta determinada por el tamaño, la complejidad y el tipo de vida del organismo en cuestión. Generalmente el líquido circulatorio es un medio acuoso, interno y extracelular, producido por el propio animal. Si embargo, hay algunos casos en que las funciones circulatorias se llevan acabo por otros medios. Por ejemplo: en la mayoría de los protistas, el propio citoplasma sirve como medio de difusión para que los materiales vayan de un sitio a otro o entre el organismo y su entorno. Las esponjas y la mayota de los cnidarios utilizan el agua ambiental como liquido circulatorio.

Sistemas circulatorios

Existen dos diseños para efectuar el transporte interno. Se trata de los sistemas circulatorios abiertos y cerrados.

Sistema circulatorio abierto

Están asociados con la reducción del celoma adulto, lo que incluye una perdida secundaria de la mayoría del revestimiento peritoneal de los órganos y de la superficie interna de la pared del cuerpo. El sistema circulatorio abierto incluye generalmente un corazón como principal órgano impulsor y diversos vasos, cámaras, este tipo de sistemas se denomina abierto por que la sangre, que se suele llamar hemolinfa, pasa desde los vasos a la cavidad corporal, donde baña a los órganos directamente. La cavidad corporal recibe el nombre de hemocele. Los sistemas circulatorios abiertos son típicos de los artrópodos y de los moluscos no cefalópodos, animales que a veces se clasifican de hemocelomados. Una de las funcione fundamentales de este sistema es la regulación térmica.

Sistema circulatorio cerrado

En los sistemas cerrados la sangre se encuentra en vasos definidos o en cámaras bien delimitadas; el intercambio de materia se produce en zonas especiales del sistema, como los lechos capilares.
Como la sangre esta separada de los líquidos intercelulares, los lugares de intercambio deben ofrecer una minima resistencia a la difusión. Los sistemas cerrados se presentan normalmente en animales con compartimientos celomáticos espaciosos o bien desarrollados, como los anélidos y los vertebrados. Esta disposición facilita el transporte de materiales entre zonas del cuerpo que de otra manera estarían aisladas por mesenterios o por el peritoneo. En estas situaciones la sangre y el líquido celomático pueden ser bastante diferentes, tanto en su disposición como en sus funciones.

Se necesita energía para mantener el líquido en movimiento a través de un sistema de conductos. Muchos invertebrados dependen, para mover la sangre de los movimientos corporales y la presión celomática sobre los vasos, que a menudo tiene válvulas anti- retorno. Además pueden existir áreas contráctiles, fuertemente muscularizadas, a lo largo de ciertos vasos. Estas regiones se denominan a veces corazones o vasos contráctiles.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada